El tren se consolida como el transporte sostenible del futuro

La conexión ferroviaria en el aeropuerto de Jewel Changi de Singapur / Unsplash

Desde que la sostenibilidad se ha convertido en un compromiso mundial mediante los objetivos de la Agenda 2030 o el Pacto Verde Europeo  (Green Deal) para 2050, el tren ha ido ganando sólidas posiciones frente a otros métodos de transporte por dos motivos principales: es el modo de transporte más sostenible y el que emplea la energía más eficientemente, por lo que muchos expertos afirman que tendrá papel central en la movilidad del futuro. 

La consecuencia más directa de este enfoque es que hoy hablamos de un renacimiento de este medio de transporte que no para de sumar kilómetros. En los últimos 30 años, la red de alta velocidad de la Unión Europea ha crecido hasta alcanzar 8.400 kilómetros en 2017, y el propósito es llegar a los 30.000 kilómetros en 2030. Con motivo del Día Internacional Contra el Cambio Climático, analizamos desde la perspectiva de la sostenibilidad al medio de transporte que será clave en la movilidad en las próximas décadas. 

“La década del transporte del ferrocarril”

El ferrocarril es el medio de transporte masivo que provoca menos emisiones contaminantes y el que tiene un mayor grado de independencia energética, y cada vez escuchamos más voces alineadas destacando estos beneficios. 

Hace apenas un mes, la asociación Diálogo, cuyo objetivo es enriquecer las relaciones entre España y Francia, acogió un encuentro en Madrid sobre la proyección del tren en el que la directora general de Rielsfera (Grupo SNCF), Hélène Valenzuela, auguró que estamos ante “la década del transporte del ferrocarril”, una afirmación sostenida por los expertos presentes que ponían el foco en su potencial de resiliencia, intermodalidad, sostenibilidad y servicio ciudadano.  

En unas jornadas convocadas por la asociación Mafex en el marco de la Cumbre del Clima de Madrid de 2019, el director de Innovación de Talgo, Emilio García, resaltó que “el ferrocarril es a día de hoy el modo de transporte terrestre más eficiente y sostenible”, mientras el director de Desarrollo de Negocio de Alstom afirmó que “el ferrocarril debe ser el eje de la movilidad por su capacidad y sostenibilidad”.

Es oportuno destacar que el transporte ferroviario de alta velocidad prosperó en Europa después de la crisis del petróleo de 1974, recuerda un informe de 2018 del Tribunal de Cuentas europeo. La dependencia energética de Europa amenazaba la movilidad interna, por lo que varios Estados miembros optaron por desarrollar “un modo de transporte seguro, rápido, cómodo y ecológico”, que era el tren de alta velocidad. Italia fue el primer país que tuvo esta infraestructura en 1977, y que unía Roma con Florencia. Poco después lo hizo Francia y Alemania, ya en la década de los 90. En España, el AVE inició sus primeras operaciones para rodar en 1992.   

Cohesión ante la apuesta verde

Una de las últimas voces en destacar los beneficios del tren ha sido la Agencia Ferroviaria de la Unión Europea (AFUE), que recientemente ha afirmado que el tren “debe ocupar un lugar destacado tanto en el transporte de mercancías como de pasajeros debido a su bajo impacto en el medio ambiente”, según apunta en su informe ‘Fomento del sector ferroviario a través del Acuerdo Verde Europeo’, destinado a aportar estrategias de movilidad sostenible en la Unión Europea. El objetivo es que en 2050, en el contexto del Pacto Verde Europeo (Green Deal), Europa se convierta en el primer continente climáticamente neutro.

Unsplash / @jeanlouisaubert

Pero la perspectiva no es diferente en América. El presidente ejecutivo del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), Dante Mossi, afirmó en una entrevista con Efe que el tren eléctrico que está impulsando Costa Rica y que conectará las diferentes ciudades del país es un proyecto que permitirá avanzar hacia el desarrollo sostenible que busca el país. “Es un nuevo concepto para sacar mayor productividad de la economía”, afirmó en agosto.

En Estados Unidos, concretamente en el estado de Texas, se está proyectando el primer tren de alta velocidad del mundo con capital 100% privado -proyecto en el que participa Renfe-, lo que demuestra la buena salud del sector, teniendo en cuenta que Texas es un referente histórico en combustibles fósiles y ahora puede convertirse en un pionero en movilidad sostenible. 

Y en Asia y norte de África, algunos países como Filipinas, Camboya, Egipto y Marruecos ya se han interesado por el SkyRail, ‘el tren volador chino’ de la compañía BYD, un sistema de movilidad sin conductor, eléctrico y económico. Son solo algunos de los muchos ejemplos que se están llevando a cabo internacionalmente que demuestran esta apuesta verde global.

Tendrá un rol más importante en la movilidad europea del futuro

El pasado marzo, la Comisión de Movilidad y Transporte de la Unión Europea destacó no sólo que el tren es “uno de los más sostenibles y seguros métodos de transporte que tenemos, por lo que tendrá un rol más importante en el sistema de movilidad europeo del futuro”, sino que es el único medio de transporte que ha reducido casi continuamente sus emisiones de CO2 desde 1990, al mismo tiempo que ha visto aumentar el volumen transportado. 

Gracias a la electrificación de la vía ferroviaria, las emisiones directas a causa del tren han caído en Europa un 66% entre los años 1990 y 2017, según la AFUE. Para contextualizar todavía más este dato, debemos hacernos a la idea de que el tren concentra un 11,2% de todo el transporte de carga de la UE, el 6,6% de todos los pasajeros y representa únicamente el 1,7% del total de energía consumida en el transporte del territorio. 

Pieza relevante en la movilidad urbana y suburbana

La AFUE defiende las virtudes del ferrocarril no sólo para los pasajeros -con la alta velocidad- y para mercancías. También destaca su gran proyección en la movilidad suburbana y urbana. En la jerarquía de movilidad que se trabaja para la Europa del futuro, sus expertos proponen que en el contexto urbano se privilegien los sistemas de transporte activos como caminar o la bicicleta, después el transporte público, después el coche compartido y acabar en el coche privado. Y en este ecosistema más sostenible, el ferrocarril debe ser el eje que sustente un sistema de transporte multimodal que, además, guste a las generaciones más jóvenes. 

Una oportunidad de empleo

No hay que olvidar, y menos en el actual contexto económico nacional e internacional, que el sector ferroviario emplea a 2,3 millones de personas y representa el 1,1% del PIB de los Estados miembros de la UE. A corto, medio y largo plazo, el tren puede ser, además, un motor de empleo.

Día Mundial del Turismo: ¡es momento de relanzarlo!

27 de septiembre, Día Mundial del Turismo. Este 2020 celebramos este día con la mayor de las crisis vividas por el sector.

Según datos de Naciones Unidas, el turismo da empleo a una de cada 10 personas en el mundo. Debido a la pandemia, se estima que hasta 120 millones de empleos directos están en riesgo. En los primeros cinco meses de este año, las llegadas de turistas internacionales disminuyeron en más de la mitad y la COVID-19 podría costar una pérdida que supere el billón de euros por la reducción del gasto de los visitantes del turismo internacional.

En este escenario, el Corredor Mediterráneo debe ser clave para relanzar el sector. Estas son algunas de las ventajas del Corredor Mediterráneo para el turismo:

> Ahorro de costes en viajes.

> El transporte más eficiente por número de pasajeros transportados. 

> Beneficios de conectar Europa con España en tren.

> Comodidades, facilidades de viajar en tren.

> El tren tiene una alta capacidad de transporte de viajeros.

> Sostenibilidad y reducción de la huella medioambiental. 

> Notable impacto a nivel servicios y otras necesidades que generará la presencia del Corredor Mediterráneo en las diferentes ciudades y municipios. Por ejemplo, creación de hoteles, plantas de almacenaje, polígonos industriales, etc.

> Posibilidades en turismo de fin de semana. 

> Mayores facilidades para el turismo interno. 

En definitiva, se clasifica como el sistema de transporte terrestre más eficiente, más ecológico y más seguro que existe. 

El turismo une a las personas y el Corredor Mediterráneo, también. La red transeuropea en la que se integrará la infraestructura concentrará el 54% de los habitantes en sus 3.500 kilómetros.

Haz fuerza con nosotros para que terminen YA esta infraestructura ferroviaria que conectará en alta velocidad todo el arco mediterráneo. #QuieroCorredor

En el Día Mundial del Medio Ambiente: #QuieroCorredor

Porque el Corredor Mediterráneo supondrá la reducción de 900.000 toneladas de CO2 al año. Esta infraestructura contribuirá a un desarrollo económico más sostenible a través de la reducción de la contaminación y de las emisiones de gases de efecto invernadero. 

Porque es un medio de transporte sostenible. El consumo energético por tonelada transportada por ferrocarril es, en promedio, aproximadamente la quinta parte del consumo por camión, por el que ahora se exporta la práctica totalidad de las mercancías enviadas al resto de Europa.

Porque necesitamos alcanzar los objetivos de reducción de gases de efecto invernadero. En 2011 la Comisión Europea aprobó el Libro Blanco del Transporte en el que se sientan las bases de la política europea de transportes. En él se promueve, entre otros asuntos, un fuerte impulso al transporte ferroviario de viajeros y mercancías, necesario para conseguir los objetivos marcados. 

Porque, en definitiva, es una infraestructura respetuosa con el medio ambiente y energéticamente eficiente. 

Hay muchos motivos para celebrar el Día Mundial del Medio Ambiente reivindicando el Corredor Mediterráneo. Si lo deseas, tú también puedes unirte al Movimiento: elcorredormediterraneo.com ¡Gracias por tu apoyo!

El Corredor Mediterráneo y sus ventajas: el test para comprobar cuánto sabes del proyecto

¡Descubre cuánto sabes sobre esta infraestructura tan necesaria jugando a nuestro test!

El Corredor Mediterráneo es una red ferroviaria fundamental pero incompleta que circulará desde Algeciras hasta el sur de Francia, enlazando directamente con el resto de Europa. Se trata de un proyecto que reducirá los tiempos de transporte para personas y mercancías, ayudando a dinamizar la economía nacional. Es una apuesta por una movilidad más eficiente y respetuosa con el medio ambiente.

Pero, pese a la necesidad, esta infraestructura sigue estando incompleta en todos sus tramos. Por eso, hace solo unos días, más de 1.500 empresarios se reunían en Elche para reivindicar la finalización de los trabajos. Y no solo eso: la iniciativa lleva ya más de 160.000 firmas recogidas. Es el apoyo de muchas personas que se han unido al Movimiento #QuieroCorredor, conscientes de la importancia del proyecto.

Los beneficios que conlleva este ferrocarril son muchos: la reducción en el tiempo del transporte, el impacto favorable en el medio ambiente, las consecuentes mejoras en la economía…  ¿Quieres descubrir todas las características del proyecto? Ponte a prueba con nuestro test. ¡Averigua cuánto sabes sobre el Corredor Mediterráneo y sus beneficios!

El Corredor Mediterráneo es un proyecto que apuesta por el transporte en:

– Vía ferroviaria única

– Barco

– Doble vía ferroviaria

El Corredor Mediterráneo pretende unir entre sí varias ciudades, como: 

– Barcelona, València y Murcia

– Barcelona, València, Alicante y Málaga

– Barcelona, València, Alicante, Murcia, Almería y Málaga

La construcción del Corredor Mediterráneo tiene un impacto favorable en el medio ambiente. Su puesta en marcha reducirá las emisiones de CO2 hasta en: 

– 100.000 toneladas de CO2

– 600.000 toneladas de CO2

– 900.000 toneladas de CO2

Esta cantidad de CO2 equivale a la contaminación que generan:

– 65.000 coches dando la vuelta al mundo
– 130.000 coches dando la vuelta al mundo
– 1.500.000 coches dando la vuelta al mundo

El Corredor Mediterráneo reducirá los tiempos de viaje entre ciudades. Entre Barcelona y Alicante, por ejemplo, el tiempo se reducirá de las 5 horas y 20 minutos actuales a:

– 3 horas y 20 minutos

– 2 horas y 25 minutos

– 3 horas 

El conjunto de Comunidades Autónomas por las que circulará el Corredor reciben el: 

– 33% de los turistas extranjeros que llegan cada año a España

– 47% de los turistas extranjeros que llegan cada año a España

– 50% de los turistas extranjeros que llegan cada año a España

Y que además supone el: 

– 50% del PIB de la Unión Europea

66% del PIB de la Unión Europea

– 75% del PIB de la Unión Europea


Solución:

El Corredor Mediterráneo es un proyecto que apuesta por el transporte en doble vía ferroviaria; busca unir Barcelona, Valencia, Alicante, Murcia, Almería y Málaga; su puesta en marcha reducirá las emisiones de CO2 hasta en 900.000 toneladas, lo que equivale a la contaminación que generan 130.000 coches dando la vuelta al mundo. Además, reducirá los tiempos de viaje entre ciudades. Por ejemplo, de Barcelona a Alicante tardaremos solo 3 horas.

Y por último, ¿sabías que el conjunto de comunidades autónomas por las que circulará el Corredor reciben el 50% de los turistas extranjeros que llegan cada año a España? Y que esto supone el 66% del PIB de la Unión Europea.

¡Si has llegado hasta aquí, estás aprobado!