Tarragona – Vandellòs, una obra esencial en constante aplazamiento

El trazado entre Tarragona y Castellón se puede dividir en dos tramos con un estado y condiciones bien diferentes. El que supone un mayor reto es el comprendido entre Tarragona y Vandellòs.

El trazado entre estas dos ciudades catalanas consta de una vía única de ancho ibérico durante 40km a lo largo de la costa, lo que supone uno de los mayores cuellos de botella del Corredor Mediterráneo por España. Implica que mientras pasa un tren hacia un sentido, el tren que llega en el sentido contrario debe esperarse a que pase el primero, suponiendo largos parones en el trayectoUn tramo con funcionamiento típico del ferrocarril del siglo XIX por el que a diario circulan trenes de largo recorrido, cercanías, regionales, Cataluña Exprés y trenes de mercancías, obligados a esperar a que llegue su turno para pasar por la única vía disponible.

En 1998 se aprobó la Declaración de Impacto Medioambiental. La solución aportada por el Gobierno a este cuello de botella es una doble vía, también de ancho ibérico, alejada de la costa. La nueva plataforma discurre desde la antigua estación de Vandellòs hasta Vila-Seca, en las cercanías de Tarragona. Allí, la nueva línea se bifurca. Por un lado, un ramal de conexión a la actual línea Reus – Tarragona, con continuación hasta Barcelona. Por otro lado, los cambiadores de ancho de La Boella, en las cercanías de Reus. A partir de ahí, en ancho internacional, la línea continúa hasta la estación de Camp de Tarragona o Lleida.

La nueva variante cuenta con dos nuevas estaciones de viajeros, que sustituirán las actuales, la de L’Hospitalet de l’Infant y Cambrils-Salou, donde se están ultimando los detalles finales.

Pero su puesta en marcha lleva años acumulando retrasos. La obra ya está terminada y se esperaba para 2018, fecha que no pudo ser. Según las últimas actualizaciones de Fomento, llegará en verano de 2019. La variante asumirá los trenes que ahora pasan por el tramo de vía única de la línea de la costa, que se descongestionará y se debería desmantelar hasta Salou-Port Aventura, según prevé la declaración de impacto ambiental del proyecto. 

La transición entre el tramo en ancho internacional (Castellón-Vandellòs) y ancho ibérico (entre Vandellòs y Tarragona) se hará mediante traviesas polivalentes que admiten un cambio de un ancho a otro de forma relativamente simple. Y para 2021, esta plataforma de doble vía se convertiría en ancho internacional.

Dada la alta densidad de tráfico actual y la que se prevé con un Corredor Mediterráneo, una sola plataforma será insuficiente para absorber la alta demanda. El Movimiento #QuieroCorredor denuncia los constantes retrasos que sufre este tramo y alerta de la escasa previsión que supone una única plataforma, aunque sea de vía doble. Por eso seguiremos recogiendo firmas y sumando apoyos hasta que la doble plataforma de ancho internacional sea una realidad también en este tramo.

Últimos vídeos

Ancho Ibérico vs Ancho Internacional

Lo que necesitas saber 2:20

El ancho de vías es la principal característica del Corredor Mediterráneo
¿Por qué en España usamos un ancho distinto?

Cruce de corredores

Encuentros ECM 1:29

El potencial económico y social del Corredor Cantábrico – Mediterráneo y del Corredor Mediterráneo es enorme. Además de vertebrar un territorio con más de 27 millones de personas, aglutina el 57% del PIB de España.

libero. in sed sem, odio efficitur. non nec mi,