El Corredor Mediterráneo tendrá un impacto social y medioambiental positivo

El Corredor Mediterráneo es un proyecto centrado en las personas por múltiples motivos. En primer lugar, porque reivindica su derecho a la movilidad. A la vez, es una apuesta por crear un territorio sostenible y capaz de ofrecer oportunidades económicas a los ciudadanos y a las empresas. Pero el Corredor no es solo una infraestructura logística.

Tanto por su fase de construcción como en su desarrollo es, sobre todo, un canal por el que circularán inversiones, talento, conocimiento, empleo. Y significa también una apuesta por la sostenibilidad ambiental. No se trata de crecer a cualquier precio, sino de crecer optimizado el uso de materias primas, la energía y el tiempo. En definitiva, se trata de avanzar hacia una economía más eficiente.

Innovar no solamente es una cuestión de tecnología: la manera en la que nos relacionamos y nos irganizamos son claves para el éxito. Con el Corredor Mediterráneo viajaremos con un tren más eficiente y más respetuoso con el medio ambiente, por eso no dejaremos de sumar esfuerzos al Movimiento #QuieroCorredor. Cristina Garmendia, bióloga, empresaria y ex Ministra de Ciencia e Innovación tiene claro cuál será el impacto social y medioambiental del Corredor Mediterráneo.

Crsitina Garmendia, ex Ministra de Ciencia e Innovación

Últimos vídeos

Parada por Chequeo: Julio 2019

Parada por Chequeo 3:20

Llegamos al ecuador del año y con él llega el 1er Chequeo 2019 del Corredor Mediterráneo.

Un Movimiento Imparable

Movimiento #QuieroCorredor 1:51

Más rápido, más eficiente, más productivo.
¿Por qué es urgente el Corredor Mediterráneo?

porta. efficitur. et, vel, quis, ultricies eleifend Lorem suscipit